El “milagro” de Wojtyla a examen

BREVE INVESTIGACIÓN 

SOBRE LA CURACIÓN DE LA SEÑORA FLORIBETH DIAZ MORA

Curación presentada en apoyo de la “canonización” de  Wojtyla

Septiembre de 2013- marzo 2014

Por el Hermano Bruno Bonnet-Eymard 

LA SERIEDAD DE LA OFICINA MÉDICA DE LOURDES

LO HUBIERA RECHAZADO  COMO UN VERDADERO MILAGRO

Desarrollo de las solicitudes dirigidas a la congregación para las causas de los santos y al Dr. Vargas Román.

Retrocedamos hasta junio 2013. Deseosos de saber más acerca de la curación de la hermana Marie Simon-Pierre Normand  -cuya  curación fue presentada en apoyo de la beatificación del Papa Juan Pablo II – yo me había dirigido por correo postal  a la diócesis Aix-en-Provence, diócesis bajo cuya tutela está su comunidad religiosa. Como respuesta recibí  un correo electrónico del padre Luc-Marie Lalanne, Vicario de la diócesis. En este mensaje explicaba  brevemente que el tema de la “petite soeur Marie Simon-Pierre” estaba  “bajo el secreto pontificio “. El Padre Lalanne  “no podía, por tanto,  ”facilitar el acceso a dichos documentos, sin haber recibido orden de la Congregación para las causas de los Santos ” (” Revista Il est Resuscité“, julio-agosto de 2013, p. 25).  En vista de lo cual escribí al nuncio papal en París, monseñor Luigi Ventura, tratando de averiguar lo pertinente  no sólo sobre el tema de la hermana Marie Simon-Pierre, sino también sobre el de Madame Floribeth Mora Díaz,  ciudadana de Costa Rica, oficialmente curada de un  aneurisma cerebral por la intercesión del difunto papa polaco, y cuyo caso se alegó en apoyo de su canonización. En una rápida respuesta, Mons. Ventura me dirigió, a principios de julio de 2013, al cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cual me remitió, a su vez, a  Mons. Slawomir Oder a mí, postulador de la causa. En definitiva, éste último me hizo llegar,  por correo electrónico, el 30 de octubre de 2013, la siguiente respuesta de uno de sus colaboradores (la señora Michèle Smits).

postulazione.segreteria @ vicariatusurbis.org

Señor,

Mons. Slawomir Oder, no está en condiciones de satisfacer su demanda.

En efecto, a él no le está permitido dar acceso  a los documentos reservados de  Sor Marie Simon-Pierre y Madame Floribeth Mora Díaz.

Monseñor comprende su interés médico pero le ruega que acepte la única razón  de esta negativa, cual es el derecho a la intimidad de estas personas sanadas milagrosamente.

Con mis mejores deseos

Michéle Smits

P. S La fecha de la curación de Sor Marie Simon-Pierre es 3 de junio de 2005, con posterioridad a  la muerte de Juan Pablo II.

La razón que se me dio para rechazar mi petición, a saber,  la protección de la intimidad de las personas curadas, no me parece justificada.

Desde el momento en que un paciente acepta que su sanación  se presente a toda la Iglesia como un milagro, ¿no supone esto aceptar por su parte,  ipso facto, el que pueda informarse al  público de  los principales elementos del dossier clínico?

Sra. Floribeth Mora Díaz

Sra. Floribeth Mora Díaz

Mientras tanto, encontré en el sitio web del periódico “The Telegraph “, una entrevista hecha al neurocirujano de Costa Rica Dr. Vargas Román,  sobre el caso de su paciente  la Sra. Floribeth Mora Díaz, cuya curación él juzgaba algo  inexplicable. En esta entrevista, el Dr. Vargas declaraba además  haber tenido una comunicación acerca de la Sra. Mora Díaz, en un congreso de medicina en México. Este hecho me pareció  digno de notarse  porquecontradecía las declaraciones de la Congregación para las Causas de los Santos sobre la imposibilidad de divulgar cualquier información sobre las dos personas curadas. Presumo que al hacer esta declaración, el Dr. Vargas  ha cometido a los ojos de la Congregación para las Causas de los Santos, una  imprudencia, si no una falta.

A partir de ese momento, dejé de lado el caso de la hermana Marie Simon-Pierre Normand y centré mi investigación sobre la curación de la señora Mora Díaz.  Con ayuda del señor de Cointet, traté de entrar en contacto con el Dr. Vargas que en un primer momento  no respondió a mis mensajes de correo electrónico ni a la primera carta de fecha 27 de noviembre de 2013. Finalmente le envié una segunda carta el 30 de diciembre con acuse de recibo. Por desgracia, esta carta tardó casi un mes en llegar a su destino (según el sistema de  seguimiento del Correo en  Internet ). El Dr.Vargas respondió con un breve correo electrónico el 31 de enero (“ En pocos días le enviaré la Información solicitada – saludos “).  Como no venía nada, le envié un correo al cabo de diez días  y finalmente recibí – al día siguiente a este último envío – un archivo adjunto con las diapositivas  en  Powerpoint que contenían  una serie de materiales radiológicos. Sin embargo el Dr. Vargas nunca respondió a mis preguntas sobre el título de su comunicación hecha en México, nombre y fecha del congreso donde había tenido lugar.

  1.  CASO CLÍNICO DE LA SRA. DIAZ MORA.

Antes de proceder al  examen de los documentos con imágenes médicas, enviados por el  Dr. Vargas, he tratado de hacer una breve síntesis de la historia clínica de la Sra. Mora Díaz ayudándome de  tres documentos:

1 Un artículo del ” Telegraph ” ya mencionado,  publicado el 5 de julio 2013;

2 Un artículo de La Croix 11 de julio informando de una conferencia de prensa ofrecida por la Sra. Mora Díaz el 5 de julio 2013;

3 Un artículo de Zenit mucho más reciente – del 29 de marzo 2014 – que reproduce un relato publicado en el reciente libro de Wlodzimierz RedziochJunto a Juan Pablo II. Lo que cuentan sus amigos y colaboradores” (” Accanto a Giovanni Paolo II. Gli amici ei collaboratori raccontano” Ediciones Ares).

Misa Novus Ordo, en el encuentro de Religiosas

El 13 de abril 2011, la señora  Mora Díaz – mujer de cuarenta y siete años de edad madre de cuatro hijos (cinco hijos en el artículo deZenit) que vive en Tres Ríos a medio camino entre Cartago y San José, Costa Rica – es puesta bajo los cuidados médicos del Dr. Alejandro Vargas Román, en el hospital “Clínica Católica”  en San José a causa de un aneurisma fusiforme de la arteria cerebral media. Para entender mejor lo que sigue, hay que  especificar lo que es eso. Un aneurisma es una dilatación anormal de una arteria o vena. Los aneurismas cerebrales tienen  riesgo de hemorragia cerebral. Frecuentemente evolucionan en dos etapas. En primer lugar, tenemos un primer episodio de hemorragia relacionado con el agrietamiento del aneurisma que a menudo se presenta  con una crisis  aguda de  dolores  de cabeza que cesan frecuentemente de  forma espontánea. Sin embargo, esta remisión es engañosa, porque sabemos que en las semanas siguientes  o meses,  la probabilidad  de una recidiva hemorrágica – esta vez masiva y mortal – es muy fuerte.  Una intervención quirúrgica en caliente, en plena crisis hemorrágica,  termina en fracaso. Por  tanto,  es del mayor interés,  intervenir en una manera programada antes de la recurrencia de la hemorragia,  para proceder a la ablación del aneurisma. La historia clínica de la señora Mora Díaz no es más que parcialmente conforme con este esquema. Tras un ataque de dolor de cabeza agudo, se descubrió en ella, un aneurisma un tanto singular, porque era de una variedad fusiforme cuya eliminación es más difícil y delicada que la de los aneurismas más comunes (que tienen generalmente la forma de bolsa y son llamados por ello  “saciformes“). La remoción de un aneurisma fusiforme requiere técnicas de cirugía delicadas o una intervención radiológica. Por lo que  parece  la Sra. Mora Díaz no  experimentó  mejoría espontánea de los síntomas (dolores de cabeza) después de la primera hemorragia y el Dr. Vargas le permitió irse a casa, el 18 de abril de 2011 (según su diagrama), advirtiendo a ella y a su  marido, de la gravedad del pronóstico  sin ni siquiera intentar otros  procedimientos terapéuticos, lo cual  es asombroso.

Ya en casa, la Sra. Mora Díaz permaneció postrado en la cama de forma permanente con grandes dolores hasta el 1ª mayo de  2011 (¿dolores de cabeza?). Ella y su marido tenían una gran devoción al papa Juan Pablo II, del que ”siempre supieron que era un santo ”. Al lado de la cama de la paciente se había instalado un pequeño oratorio presidido por un retrato del papa polaco iluminado con velas. Su marido y los niños a menudo permanecían al lado de su cama llenos de  tristeza. Su marido aparentaba ser fuerte  en la prueba y le incitaba muchas veces a reza. Ahora bien, el  1 de mayo de 2011, día de la beatificación del papa polaco, mientras  ella veía su retrato en una revista, escuchó la voz del ”bienaventurado ” diciéndole: ¡Levántate! ¡No tengas miedo” Ella respondió:” Sí, Señor “, y se levantó inmediatamente y fue a reunirse con su marido que estaba en la cocina. Éste muy sorprendido le preguntó: “Mi amor, ¿qué estás haciendo aquí “ .”Me siento mejor “, respondió ella.

El artículo reciente de Zenit da una versión en  parte diferente.  A pesar de la gravedad de su estado, la Sra. Mora Díaz habría pedido  ver las ceremonias de la beatificación en vivo por televisión,  el 1 de mayo a  las dos de  la mañana, y fue entonces cuando luego  habría escuchado una llamada: ‘Yo estaba sola en mi habitación cuando oí una voz dentro de mí que me llamaba. Sentí dentro de mí que tenía que obedecer y encontré  fuerzas para hacerlo. Entonces sentí una gran paz y, lo que es más importante, ya no tenía miedo. Creo que la curación física llegó en un segundo momento: el Señor tranquilizaba mi espíritu y  me insufló una gran paz y la certeza de mi curación“.

Con los documentos de que dispongo, no se sabe  muy bien lo que ocurrió en las semanas y meses que siguieron a la desaparición del dolor y la fatiga. Floribeth Mora Díaz afirma haber visto al Dr. Vargas o a sus colaboradores en el mismo día. Sin embargo, los documentos enviados por el Dr. Vargas señalan que la segunda evaluación radiológica se llevó a cabo el 11 de noviembre de 2011, es decir, seis meses más tarde. Lo cual es asombroso.

2. DOCUMENTOS CON IMÁGENES MÉDICAS  ENVIADOS POR EL DR. VARGAS

En primer lugar, se trata de imágenes de una arteriografía cerebral “de los 4 ejes vasculares“realizada el  14 de abril 2011. Estas imágenes fueron revisadas ​​y comentadas a petición de una joven compañera nuestra por un neuro- radiólogo que trabaja en un hospital de París. Esta compañera confirmó  que se veía claramente un aneurisma fusiforme de la arteria cerebral media derecha, en conformidad con  el diagnóstico del Dr. Vargas.

Se tiene también imágenes  del RMM y de la angio-RM (resonancia magnética nuclear) del 11 de noviembre de 2011. Estas imágenes llevan a inclinarnos fuertemente a pensar en una trombosis espontánea del aneurisma, es decir de un fenómeno rápido e irreversible de la coagulación de la sangre dentro del segmento arterial dilatado. Aparentemente la detención del flujo de sangre que resultó de ello,  no dio lugar a una insuficiencia circulatoria en las áreas del cerebro situadas debajo de la lesión. Sabiendo que la trombosis una vez manifestada elimina el riesgo de hemorragia y que se produce  sin efectos secundarios no deseados, podemos decir que la Sra. Mora Díaz tuvo una curación muy improbable pero que sin embargo  es algo natural. “Gracias” a esta trombosis ella dejó de vivir permanentemente bajo la espada de Damocles de una reaparición de la hemorragia y comprendemos por ello sus sentimientos de gratitud a la Providencia.

3. MI OPINIÓN SOBRE EL PAPEL DE LOS DIFERENTES PROTAGONISTAS DE ESTE CASO.

EN CUANTO A LA SRA. MORA DÍAZ.

a) Se debe dejar a un lado lo que se llama en lenguaje médico manifestaciones “subjetivas “, como el cese del dolor, el sentimiento de haber escuchado  una llamada interior, etc. La sinceridad de la Sra. Mora Díaz no se pone en duda, a priori, pero las manifestaciones subjetivas  no pueden ser constatadas  directamente por un médico o registradas por él, ni  pueden dar lugar a una evaluación contrastante. Por lo tanto no pueden ser utilizadas para respaldar la demostración del carácter objetivamente inexplicable de una curación. En el caso que nos ocupa la tentativa de demostración de la naturaleza inexplicable de la curación debe basarse principalmente en los datos de  las imágenes médicas.

b) Ha habido aparentemente cierta  concomitancia entre la petición de intercesión hecha por la Sra. Mora Díaz al fallecido papa Juan Pablo II y la trombosis del aneurisma. En mi opinión esto es lo más  confuso de este caso. En un primer examen, me fue difícil admitir que la Providencia hubiera podido dejar creer a esta persona que su recuperación había sido lograda gracias a los méritos de Juan Pablo II. Sin embargo, el punto más importante me parece a mí, es que  la curación de la  señora Mora Díaz fue ciertamente una curación muy improbable, sin embargo algo natural. De manera un poco análoga, en las religiones falsas, es frecuente que una curación natural sea atribuida por ignorancia al favor de una deidad pagana.

c) Es sorprendente que exista una diferencia significativa entre los dos relatos del ” evento “del 1 de Mayo de  2011 (el de La Croix de julio de 2013 y el de Zenit del  29 de marzo de 2014).

EN CUANTO AL DR. VARGAS ROMÁN

Él sabía bien  el peligro sal a que estaba expuesta la Sra. Mora Díaz y comprendo  que se  impresionara por la observación de una inesperada recuperación altamente improbable. Sin embargo, cometió el error de hablar de una curación inexplicable sabiendo que era perfectamente explicable por mecanismos naturales  relativamente fáciles  de detectar y que varios casos parecidos han sido reportados en la literatura médico-científica.  (Yo he encontrado sin dificultades  referencias en cuatro publicaciones sobre casos similares en la base de datos bibliográfica  PubMed Central ). Para mí, está claro que la oficina médica de Lourdes no hubiera podido  clasificar esta curación entre las curaciones inexplicables .

EN CUANTO A LA CONGREGACIÓN PARA LAS CAUSAS DE LOS SANTOS.

Monseñor Slawomir Oder había sido puesto en guardia  por varios médicos eminentes y competentes en la materia, sobre todo por el  Dr. François Blin, Presidente de la Federación Europea de Médicos Católicos y por el Profesor Louis Puybasset, jefe de servicio de la UCI de neurocirugía en la clínica Pitié-Salpêtrière (ver más abajo un extracto delQuotidien du medecin  del 24 de julio 2013).  Algunos comentarios del Dr. Puybasset  resultan desagradables, pero los hechos son como son. Monseñor Oder aparentemente no los ha tenido en cuenta. Retrospectivamente, después de esta pequeña investigación, estoy convencido de que él  ha cometido un error .

4 ° COMO CONCLUSIÓN, UNA CITA DE UN ARTÍCULO DEL,QUOTIDIEN DU MEDECIN de 24 de julio de 2013.

( Christian Delahay – ver artículo)

“Según el postulador de la causa, Mons. Slawomir Oder,” el rigor cartesiano “del examen de los datos clínicos y de la investigación eclesiástica llevados a cabo  por el obispo local,  han permitido sacar la conclusión de estar ante  un milagro. En Francia,los médicos católicos  se muestran más circunspectos.  El Presidente de la Academia de Medicina así como del Comité Médico Internacional de Lourdes(CMIL), Prof. François-Bernard Michel,  se abstiene de todo comentario delegando en el  Dr. Alessandro Franciscis, que dirige la oficina de constataciones médicas de Lourdes; éste considera ” muy embarazoso  hablar sobre un dossier  que  no ha  podido supervisar personalmente “, por lo que  también prefiere no hablar de ello. El Presidente de la Federación Europea de Médicos Católicos,  doctor François Blin, aunque afirma que  no le  “resulta chocante, como médico, el hecho de que existan casos que están más allá de los datos estrictamente racionales a los que la Iglesia llama curaciones inexplicables y milagros , “a su juicioes necesario en este tipo de casos dar prueba de una exigencia científica sin  permitirse  decir, que la fe dispensa de la objetividad ante la presencia de fenómenos que parecen exceder a la medicina . “

Daniel Le Roux - Pedro ¿me amas?

Casos documentados de curaciones de aneurismas, que no son de origen sobrenatural.

En el caso presente, el Dr. Blin considera pertinente las luces que  puede aportar  un especialista en cirugía vascular. A este propósito, el profesor Louis Puybasset, jefe de neuro-animación  quirúrgica de la clínica Pitié-Salpêtrière (París), tras expresar sus reservas sobre el rigor científico de un dossier  realizado en un país como Costa Rica, es contrario a la afirmación del Dr. Alejandro Vargas Román Calderón, neurocirujano, respecto de que los rastros del aneurisma habían desaparecido “ sin ninguna explicación científica “.Están documentados casos de trombosis espontánea de los aneurismas intra-craneales”, recuerda el profesor Puybasset, advirtiendo  de “los excesos del pensamiento mágico e imágenes simbólicas no científicas.

También se examinaron  otros casos de intercesión, y finalmente fueron descartados por los médicos de la Congregación para las Causas de los Santos, como el del  piloto polaco de Fórmula 1  Robert Kubica, que salió ileso el 10 de junio 2007 de un accidente particularmente espectacular, el cual llevaba  una foto del Papa dentro de su casco. Los médicos romanos juzgaron  que “las medidas de seguridad en los autos de competición  podrían  explicar este resultado feliz sin recurrir a consideraciones de orden sobrenatural.”

Quotidien du Medecin de 24 de julio 2013. Traducción tomada de moimunanblog

[ HABÍA QUE  “CANONIZAR”, COMO FUESE, AL  CONCILIÁBULO VATICANO II]

¡ El mayor espectáculo del Mundo!;

tal como se anunciaban, en mi niñez, los circos.

Informe de Il est Resucité, nº 138, Avril 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s