El Sinodo de la familia al acecho del dogma.

Empecemos con una visión anticipada de lo que ha venido ocurriendo desde 1962, con la beata Catalina de Emmerich: Vi construir una iglesia extraña y al revés de todas las reglas. El coro estaba dividido en tres partes, de las que cada una era unos grados más alta que la otra. Por debajo había una sombría bodega llena de humo. (AA.III.104)

No puedo encontrar palabras para describir la acción terrible, siniestra, mortífera, de esta iglesia. Todo verdor se marchitaba, los árboles morían, los jardines perdían su aderezo. Vi, como se puede ver en una visión, las tinieblas producir su efecto a una gran distancia; por todo donde ellas llegaban, se extendía como una cuerda negra. No se lo que pasó con todas las personas que estaban dentro de esa iglesia. Era como si devorara a los hombres: se volvía cada vez más negra, semejaba totalmente al carbón de forja y se descamaba de manera horrible.

(Vi) que se mina y se asfixia la religión tan hábilmente que no queda a penas más que un pequeño número de sacerdotes que no estén seducidos. No puedo decir como se ha hecho esto, pero veo la niebla y las tinieblas extenderse cada vez más.

Por primera vez en su historia de las últimas décadas , un Sínodo de los Obispos se llevará a cabo en gran parte a puerta cerrada. Incluso anteriores sínodos el público pudo asistir

Para el vaticanista Marco Tossatti,en el Sínodo habrá mordaza para que nadie “levante la perdiz” sobre las relaciones de los modernistas.Es una lucha entre dos bandos modernistas e incluso hasta tres. Otra vuelta de tuerca más en el anestesamiento de los fieles, incapaces de reaccionar ante estos herejes que dominan desde el fatídico último concilio: CV2

1) Buenos Hijos de Lutero.

KNA_225779_marx_793x_

[CATAPULTA]El 17 de septiembre en Il Foglio Mateo Matzzuzi advierte: “Sobre las cuestiones de familia y matrimonio, los obispos alemanes están con el cardenal Walter Kasper, cuyas tesis son apoyadas y compartidas por la gran mayoría del episcopado. Lo explicó, durante la mesa redonda que sobre el diálogo en la iglesia se hizo en Magdeburgo, el cardenal Reinhard Marx. El arzobispo de Munich y actual presidente de la Conferencia Episcopal Alemana- de creciente influencia en el Vaticano- es uno de los integrantes del grupo de los nueve cardenales que estudian la reforma de la curia. Marx hizo también saber que apenas comiencen las labores sinodales, él mismo se encargará de llevar a la asamblea un documento firmado por la mayoría de los obispos que recalcará las líneas trazadas por Kasper.

Excitado con estas perspectivas, el grupo progresista “Nosotros somos Iglesia”, pide una reforma en materia de moral sexual que acorte las distancias entre la enseñanza tradicional de la Iglesia y la realidad en que viven los fieles”.LEER ORIGINAL

2) Mal hijo de santo Domingo

Notre évêque, Jean Paul Vesco

El 23 de septiembre, en una entrevista a La vie,Jean-Paul Vesco,O.P., obispo de Orán (Argelia) sostiene: “Para poder recibir el sacramento de la reconciliación, y después poder comulgar, las personas “divorciadas y vueltas a casar” están frente a una decisión imposible, como la de romper una unión conyugal feliz y de la cual pueden haber nacido hijos… su elección de comprometerse en una segunda alianza ha creado un lazo tan indisoluble como el primero.

No en efecto no es el sacramento del matrimonio el que vuelve indisoluble la unión de dos personas que entienden entregarse completamente la una a la otra, es la indisolubilidad de todo amor humano verdadero que hace posible sacramento del matrimonio.

Hay en la alianza conyugal entre dos personas algo “definitivo”que se crea y que sobrepasa a esas personas mismas y que prohíbe considerar a una nueva alianza después del divorcio como una relación adúltera de la que se podría salir por un simple acto de voluntad. El nacimiento de los hijos es el signo manifiesto de lo “definitivo” que ha llegado.

Frente a lo definitivo creado por un segundo enlace, la misma Iglesia no puede hacer nada, y esto en virtud del carácter ontológicamente indisoluble que ella reconoce a dos personas que se dan realmente la una a la otra”.

En definitiva dice este espécimen: (…)Esta noción de persistencia obstinada en un grave estado de pecado es, por supuesto, irrelevante para la vida de muchas de las parejas que ponen su corazón para reconstruir día a día un matrimonio verdadero y fructífero. Su vida no tiene mucho que ver con el desorden y la duplicidad de una vida que requiere relación adúltera simultánea con dos personas, que no es su caso.

(…)la posición del magisterio parece injusta, legal en exceso, por lo que hay espacio para la expresión de la misericordia divina. Se sienten excluidos, o peor auto-excluyen de la Iglesia, y muchos de ellos pierden el camino de la fe.

(…)es necesario volver a las fuentes de la indisolubilidad y distinguir entre la singularidad y la indisolubilidad.

(…)Para recibir el sacramento de la reconciliación, y por lo tanto a continuación, tener acceso a la comunión eucarística, los “divorciados vueltos a casar-” se colocan cara una decisión imposible: romper una unión feliz, un matrimonio del que pueden nacer hijos. Esta decisión no puede ser tomada no por falta de coraje o de la falta de fe. Es imposible porque deciden participar en una segunda alianza crearon un segundo enlace del mismo modo indisoluble como la primera.

(…) se asocia con demasiada facilidad la indisolubilidad y la singularidad.

(…) Las viudas que deciden, después de un tiempo, volver a casarse tienen a menudo la experiencia desagradable e inquietante de poder amar a dos personas con un amor diferente, pero total. Ellas descubren que su segundo amor no disolvió al primero, que conserva su lugar con todo su valor único   (se pretende equiparar la experiencia de las viudas que vuelven a casarse, cuyo primer matrimonio, aun sin existir, propiamente, por la muerte del cónyuge, no pierde su propiedad de indisolubilidad, aunque después de un nuevo matrimonio ya no sea ‘singular’. Nos quieren tomar por idiotas). LEER ORIGINAL

3) Malos hijos de San Ignacio

CNA_Baldisseri-255x255Sandro Magister pone los puntos sobre las íes acerca de un ejemplo histórico-traído de los pelos- y una jugada de La Civiltá Cattolica (revista de los jesuitas):

En apoyo de la tesis del cardenal Kasper, la revista con el imprimatur papal desempolva una concesión hecha por el Concilio de Trento a los católicos de las islas griegas bajo dominio veneciano, algunos de los cuales volvían a casarse con el rito ortodoxo”.LEER ORIGINAL

image

El jesuita que trajo el escándalo

4) La visión “dinámica” del secretario general Baldisseri

Informa la escriba Piqué, conspicua integrante de la “Agit-prop” bergogliana: “Ayer, en una atestadísima conferencia en el Vaticano, el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del sínodo, dijo que era consciente de la “gran expectativa” que se había generado.

Aunque aseguró que “no se puede hablar de la familia solamente desde el punto de vista doctrinal”, sino también desde el punto de vista pastoral, a la luz del Evangelio y que “no es todo estático”. Recordó, de hecho, que “el contexto actual de la familia es distinto al de hace 33 años”, cuando Juan Pablo II escribió la exhortación apostólica “Familiaris Consortio” (1981), después del sínodo sobre la familia de 1980”.

(y)..destacó que Francisco “quiere aperturas” sobre las cuestiones controvertidas relacionadas a la familia.”El Papa quiere abrir: hay una puerta que hasta ahora estuvo cerrada y él quiere que se abra… Él quiere que el pueblo de Dios se exprese y diga lo que piensa.LEER ORIGINAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s