Las peores Biblias en español.

Ya que nos han preguntado constantemente, ofrecemos u elenco de las peores traducciones en castellano de la Biblia, con una breve anotación. El criterio de que ‘Las Biblias después de 1960 son malas’ es un absurdo ya que han salido buenas traducciones con excelentes comentarios posterior a este año. La mayoría de estas Biblias son de tinte modernista, progresista y desvirtúan la divinidad de los libros sagrados.

  • Biblia Latinoamérica, Latinoamericana o Biblia pastoral. Una traducción marxistas con comentarios a favor de la teología de la liberación.
  • Biblia de América, un esfuerzo por contrarrestar a la Biblia Latinoamérica. Es modernista.
  • Biblia del Pueblo de Dios, edición argentina muy popular pero con una traducción pésima y tendenciosa.
  • Biblia versión Popular Dios Habla Hoy. De origen protestante, sin notas católicas.
  • Biblia en Lenguaje actual. Igualmente, una traducción protestante.
  • Biblia católica para jóvenes. Texto de la Biblia de América. Reflexiones sentimentalistas, sin doctrina, ecuménicas y ambiguas.
  • Biblia católica para la Familia. Texto de la Biblia de Levoratti (Biblia del Pueblo de Dios) Reflexiones e introducciones contrarias a la tradición y a la interpretación clásica de las Escrituras.
  • Nueva Biblia de Jerusalén. Texto totalmente diferente al de la antigua edición. Cuestiona los dogmas y la historicidad del texto Sagrado.
  • Biblia del Nuevo Milenio Ecuménica. Pone en duda la historicidad de la Biblia y sus notas son cuestionables y ambiguas.
  • Biblia Ecuménica. En colaboración con protestantes. No tiene notas dogmáticas, la traducción y comentarios esta hecha en base a compromisos doctrinales con los herejes.

Tomado del blog La Sagrada Biblia, 27-Nov-2014.

Anuncios

26 comentarios en “Las peores Biblias en español.

  1. con todo el cariño del mundo debo decir que no puedo dejar de notar una gota de odio en algunos comentarios, les debo recordar que si bien “Extra Ecclesiam nulla salus” (fuera de la iglesia no hay salvacion), tampoco es garantia de salvacion. el pecado nos aleja de cristo y el odio ciertamente es pecado

  2. Pingback: Ite ad Ieronymum | Mater Inmaculata

  3. Cada vez me parece más preocupante el tema de las traducciones bíblicas. Creo ver una oculta conjura contra la Vulgata, así como una especie de libre examen en la preparación de las ediciones críticas. El problema reside en que los textos originales, tanto por lo que hace al Antiguo Testamento hebreo/arameo como por lo que respecta al Nuevo Testamento griego, no han llegado hasta nosotros. Lo que sí poseemos son copias de copias de copias que se han ido realizando a lo largo de los siglos. Es decir, poseemos los textos originales pero no el original de esos textos. En cuanto al Antiguo Testamento, los manuscritos más antiguos del texto masorético conservados hasta 1947 eran los de la Genizah de El Cairo, del s. IX. Dado que los rollos de los diversos libros bíblicos se estropeaban con el tiempo y el uso pero no podía ser destruídos por ser sagrados, cuando sus copias resultaban inservibles se depositaban en un adjunto de la sinagoga llamado Genizah. En 1947, al descubrirse los manuscritos de Qumram, se dio un salto cualitativo en el tiempo, puesto que algunos proceden del s. II a.C y contienen el texto consonántico, sin las vocales que definen y denominan al texto masorético. Pero en Qumram no se conserva todo el Antiguo Testamento, sino sólo una parte. Por lo que se refiere al Nuevo Testamento, los manuscritos más antiguos y acreditados son los cuatro grandes códices del s. IV, llamados unciales por haber sido escritos en letras mayúsculas del tamaño de una uña. Hay también miles de papiros anteriores, pero que por la fragilidad de este material son muy fragmentarios, conteniendo algunos una sola palabra o poco más.

    Entre los miles de códices de la Biblia tanto hebreos como griegos que existen y, puesto que todos son copias de copias, hay variantes en el texto, uno porque trae algunas palabras de más, otro las trae de menos, otros insertan frases enteras mientras algunos las eliminan. No suele tratarse de diferencias substanciales, pero sí en tal cantidad que afectan a casi cada palabra de la Biblia. Pero como se supone que ninguno de los códices nos proporciona el texto original en cuanto tal, se impone la llamada crítica textual, cuya misión es colacionar todos los manuscritos existentes en el mundo para, por medio de diversas posturas críticas tomadas de antemano, llegar al que se considera pudo ser el texto original, ofreciendo a pie de página en aparato crítico todas las variantes de todos los manuscritos versículo por versículo. Entre las diversas ediciones críticas se han acabado imponiendo algunas con el tiempo, y así, son hoy hegemónicas para el Antiguo Testamento en hebreo la de Kittel, en griego la de Rahlfs, y para el Nuevo Testamento griego la de Nestlé-Aland, huelga decir que protestantes los tres. Todas las traducciones bíblicas modernas a las lenguas vernáculas están hechas sobres esas ediciones críticas, salvo acaso la Nacar-Colunga y la Bover-Cantera, que parece siguieron su propio criterio crítico. Ignoro si también Straubinger. Por mi parte, no sé hebreo pero sí griego -se me ha olvidado mucho- y para el Nuevo Testamento griego he seguido siempre la edición crítica del P. Bover, de 1944, que, aparte de ser católico, me merece toda la confianza. Pero Veamos los problemas que suscita lo hasta ahora dicho.

    1) ¿Por qué se afirma que ningún códice contiene el texto original? ¿Porque todos son distintos? Podría que uno de ellos contuviera realmente el texto original siendo erróneos los demás.
    2) ¿Por qué se afirma que una edición crítica es mejor que cualquiera de los códices? Podría no serlo.

    3) ¿Qué garantía tengo de que el biblista que ha preparado la edición crítica ha seguido un criterio objetivo y no se ha dejado llevar de su subjetividad? En realidad, ninguna.

    4) ¿Quién me garantiza que los criterios fijados por los biblistas para la crítica textual son los correctos? En realidad, nadie, esos criterios son una convención humana.

    5) ¿Cómo puede la Iglesia, dueña y propietaria exclusiva de la Biblia, de su edición y de su interpretación, dejar al albur de particulares -incluso no católicos- un tema tan sensible como la preparación de ediciones críticas? En realidad es incomprensible y una dejación de sus obligaciones, porque ya el Concilio de Trento mandó que los Papas hiciesen preparar ediciones lo más fieles posible de los textos escriturísticos hebreo y griego, cosa que nunca se hizo. Pero Trento deja entrever que la Iglesia romana debería contar con textos originales preparados por ella y con la misma autoridad de la Vulgata. ¿A qué fin pretendidas Biblias católicas se traducen a partir de textos preparados por protestantes? ¡Es admitir el libre examen en la crítica textual!

    Viniendo a la Vulgata, y al margen de la autoridad oficial que le confirió el Concilio de Trento, no se puede negar que San Jerónimo tuvo a la vista manuscritos hebreos cuya antigüedad ignoramos y que no se nos han conservado, pero debe quedar claro que si S. Jerónimo escribió en el s. IV, ¡su texto latino es mucho más antiguo y tiene mucha más autoridad que los manuscritos hebreos de la Genizah de El Cairo, qur por muy hebreos que sean son cinco siglos posteriores! La Vulgata traduce y refleja manuscritos desaparecidos mucho más antiguos que los más completos hebreos que poseemos. En cuanto al Nuevo Testamento no hay problema alguno, la traducción de la Vulgata es notablemente fiel al texto griego, aunque es evidente que también S. Jerónimo debió usar manuscritos mucho más antiguos que los unciales que poseemos. Hay que tener en cuenta, además, que jamás Dios hubiera permitido que la Vulgata llegase a ser la versión oficial de la Iglesia romana si hubiera contenido alguna falsedad o error. Y por esto y por lo dicho más arriba, estimo que un católico sólo debe leer la Biblia o bien la misma Vulgata, o bien en traducciones de esta.

    Es que al final lo que se aprecia es el deseo de desacreditar la Vulgata sea como sea, porque es la versión propia de la Iglesia romana. Y eso, hecho por protestantes y por católicos liberales, huele peor que mal. Y la cosa sube de tono cuando una de las primeras cosas que hizo Wojtyla, en 1979, fue aprobar la nueva traducción latina preparada por el Pontificio Instituto Bíblico por orden de Montini. ¡Y esa traducción fue preparada siendo director de ese Instituto el jesuita Carlo María Martini! El mismo, en efecto, que había dado la aprobación en 1975 a la blasefema traducción de Schöckel y Mateos, que se llamó Nueva Biblia Española. Es que es de locos.

    Esa nueva traducción latina lleva el nombre de “Nova Vulgata”, y fue declarada oficial por Wojtyla, en contra del Concilio de Trento. Contiene todos los peores resabios de la crítica textual moderna y liberal. Pero es lógico, no podían dejar nada en pie, ni la Liturgia, ni el Derecho canónico, ni el Catecismo, ni siquiera la traducción latina de la Biblia, nada que oliera a Tradición.

    • Estoy totalmente de acuerdo. Las diferencias entre las traducciones más fieles a la versión original y las versiones modernas, o modernistas, son abismales; cambian totalmente el sentido de las sagradas escrituras. Voy a dar un solo ejemplo, hay un capítulo en la Epístola de Santiago que la Bíblia de Jerusalén la titula: “Advertencias a los ricos”. Este mismo capítulo el Nacar-Colunga lo titula: “Contra los ricos”. En cambio la protestante Reina-Valera la titula “A los ricos opresores”, y la neoprotestante Bíblia Latinoamericana: “A los explotadores”, tengo otra versión moderna, pero no tanto como la latinoamericana, que la titula. “Contra los ricos avaros”.
      Es de notar el cambio que hay entre las más cercanas a la versión original (Nacar-colunga y Bíblia de Jerusalén), donde los peligos de las riquezas son para todos. A las versiones protestantes o neoprotestantes (para mi el Marxismo es una evolución del Luteranismo), donde las riquezas son peligrosas solo para algunos (o sea para todos menos para ellos). También tengo una Vulgata latina, donde dicho capítulo no tiene título solo un enunciado descriptivo de su contenido (los originales no llevaban título).
      Es curioso que la primera Bíblia traducida en el mundo a una lengua vulgar, fuera precisamenete al Español; La Bíblia Alfonsina, y que sin embargo actualmente sea imposible encontrarla. Y eso que tiene hermosas miniaturas que podría atraer a editores como Moleiro… Sería interesante ver esta traducción, la más cercana a las fuentes reales. Y a su espíritu.

  4. Hola Rot,
    Los mandamientos están al alcance de cualquiera, ya nos lo dice Dios en el Antiguo Testamento Porque si sólo están a disposición de los que saben latín, mal vamos encaminados… Su cumplimiento no depende del intelecto sino de un corazón quebrantado y humilde.
    Jesús, el Cristo, Nuestro Señor dio gracias al Padre por haber dado a conocer su mensaje a los pobres de espíritu, no así a los doctos.
    Jesucristo es el Camino y, si no estoy equivocado, su mensaje se resume en:
    Ama a Dios con toda tu mente, todas tus fuerzas, todo tu corazón y al prójimo como a tí mismo. Es un ejercicio de humildad y mansedumbre.
    Sólo conozco la doctrina que pone en práctica aquel samaritano cuando atiende a un hermano herido y tirado en el suelo: se trata de una parábola de Jesús para mostrarnos un ejemplo de vida cristiana. ¿Verdad?.
    Había dicho que no iba a intervenir más en este blog pero al ver que te dirigías a mí, tengo que conversar contigo.
    Que tengas un buen día, un saludo.

  5. Permítanme discrepar de sus comentarios, o mejor, no compartir sus miedos. Acercarse a la Palabra Viva desde cualquier versión, eso es lo importante. No teman. No sean celosos de ideologías sino de la práctica del bien. Se puede leer cualquier Biblia, repito, sin temor a caer en no sé qué desgracia. No metan miedo a la gente y confíen en la Palabra. Lean la Biblia y síganla con independencia de su versión. Lo esencial: leer y practicar el bien, el resto son juegos intelectuales, ideológicos que no aportan humildad sino soberbia. Es mi consejo y mi opinión. Un saludo,

    • Respuesta del editor del blog:
      Su comentario es un estupendo ejemplo del libre examen protestante y de la nueva religión pelagiana que se está formando impulsada desde la Roma conciliar

      Es obvio que usted ha dejado de ser católico, si alguna vez lo fue. Parece que, o bien es miembro de cualquier secta evangélica o de la iglesia conciliar que ha apostatado de la Iglesia Católica.

      • Creo que no debería tomar el papel de juez de los demás, de verdad, no es competencia suya. Soy católico, estoy bautizado y sigo los Sacramentos en los que pongo mi fe. No diga qué soy y qué no soy por favor. No tema. Es más sencillo, créalo: el Espíritu de la Palabra no atiende a juegos ideológicos, filosófico/teológicos. Abra los ojos: ¿a todos aquellos que no opinan como usted, les pone en la lista de protestantes, excomulgados, sectarios?; no haga eso, está equivocado. Todo depende de otra cosa. Lea las Sagradas Escrituras, ya le digo, cualquiera, y ahí lo encontrará todo. Además, el texto base que todo creyente debería estudiar es el Catecismo de la Iglesia Católica: léalo también y deje a un lado esas obsesiones que no le hacen bien. La Iglesia se mantendrá siempre viva, gracias a Dios.

      • Aclarada su verdadera posición. Lo sepa o no, su pensamiento sobre las Sagradas Escrituras es luterano, aunque por lo que dice sobre el catecismo, no le viene del contacto directo con ellos, sino de su pertenencia a la iglesia conciliar. Sepa usted, que el catecismo que recomienda, encargo de Wojtyla y estructurado por el card.Schönborn, contiene numerosas herejías. El catecismo que todo católico debe estudiar es el Catecismo Romano (elaborado luego de Trento) o el de San Pío X, ambos exentos de herejías.
        La traducción de muchas biblias es realmente sesgada, penosa y con intención. Si, incluso, pasa en los leccionarios del novus ordo misae, con más razón en otras fuentes que nadie. Es obvio que existe una diferencia entre las biblias protestantes y las católicas con comentarios, porque aquellas ni si quieran contienen todos los libros canónicos.
        Es obvio o debería serlo, excepto para los idiotas, que las llamadas biblias ecuménicas católicas: Dios habla hoy; Dios llega al hombre; Versión Popular; Santa Biblia ..

        Los protestantes, si no hubieran contado entre el clero con opiniones como la suya, no hubieran podido entrar al «mundo católico». Si usted toma una Biblia Dios Habla hoy; Dios Llega al Hombre o Versión Popular, tendrá la aprobación de la CELAM cercana a la teología de la liberación, pero aún así revise tres, cuatro o más pasajes y se dará cuenta de que la Aprobación que normalmente tienen es del año 1978 o 1979.
        Ellos han seguido haciendo más versiones y simplemente le copian y pegan la aprobación que consiguieron hace más de VEINTE AÑOS,ya de por sí sin vigilancia católica alguna.

        Es muy común encontrar Biblias completas «Versión popular» y la aprobación dice que es solamente para el Nuevo Testamento. Muy listos, ¿eh?… tomaron la aprobación del Nuevo Testamento y le pegan esa página a una Biblia completa de otra versión que ellos hicieron.

        Leer a San Lucas Lc 1,26-38, La Alabanza de Isabel a María Lc 1,40-45, A Jesús dejando a Pedro como Pastor Jn 21,15-17,
        o sobre el Perdón en Jn 20,22-23; ni Hech 19,18; ni 2 Cor 5,18-20..digo que leer sobre estos asuntos en la mayoría de las biblias, incluso promovidas por las Conferencias Episcopales, es simplemente un riesgo para la fe católica, sin la cual nadie se puede salvar, a pesar de lo que piensen los de la iglesia conciliar apóstata, porque fuera de la Iglesia Católica no hay salvación.

        Por último, tiene un comentario que aún no he publicado porque merece una respuesta católica. Ya que no sólo su “fe” no es ya la católica, pues ni siquiera su filosofía lo es. Su pensamiento es puro producto de la New Age, fenomenología kantiana, ideología basada en el buenismo, y se ha fabricado un Cristo que nada tiene que ver con el Dios revelado. Sólo espero que sea usted uno de tantos católicos engañados sin mala intención, y que por amor a la verdad pueda venir al fin a la Iglesia Católica.

      • Bueno, me abruma con su conocimiento, le felicito. Ahora bien, me inquieta que parezca dar más importancia a la teoría que a la práctica. Esas personas que son protestantes digo yo que también son personas de buen corazón como el suyo, cabe al menos esa posibilidad, ¿no?. Lamento mucho que tenga que retrotaerse a siglos pasados para encontrar algo que le guste en el plano doctrinal. Sin embargo, sólo le insisto una vez más: no pierda el tiempo, ese tiempo que es un don de Dios, en estas cuestiones. Aunque no lo vea, se trata de un juego intelectual que usted se permite. Sin duda es importante el conocimiento teórico pero no si usurpa del todo el plano práctico. Su Maestro ha de ser Cristo Jesús, no lo olvide nunca. Y su mensaje divino lo puede comprender cualquiera que se acerque a ÉL con sinceridad y con necesidad de sentido, en cualquiera de las versiones que pueda haber. Y, estando con ÉL, la Paz le llegará. Dios es quien juzgará por nuestras obras y nadie más que ÉL.
        Por otro lado, parece que están obsesionados más con las personas cercanas a Dios (protestantes, etc…)que no por la sociedad que desconoce siquiera lo básico de la religión católica. Si de verdad está pensando con sinceridad en la salvación de todos nosotros, ¿no cree necesario prestar atención a otras cosas?. Su celo le ciega en lo esencial. Búsquelo fuera de su inteleto, está en su corazón.

        ****************
        RESPUESTA DEL EDITOR DEL BLOG
        ¿Los protestantes están cercanos a Dios? Como decía San Agustín en su comentario al salmo 124: “No hay peor muerte para las almas que la libertad del error”. Y es eso precisamente lo que usted predica.

        .-Señor, esta es la doctrina de la Iglesia y no la mía, fuera de la cual nadie se salva:

        Papa Pío XI, Mortalium animos, # 9, 6 de enero de 1928: “Nadie, ciertamente, ignora que San Juan, el Apóstol mismo de la caridad, el cual en su Evangelio parece descubrirnos los secretos del Corazón Santísimo de Jesús, y que solía inculcar continuamente a sus discípulos el nuevo precepto ‘Amaos unos a los otros’, prohibió absolutamente todo trato y comunicación con aquellos que no profesaran, íntegra y pura, la doctrina de Jesucristo: ‘Si alguno viene a vosotros y no trae esta doctrina, no le recibáis en casa, y ni siquiera le saludéis’ (2 Juan 10)

        Papa Gregorio XVI, Mirari vos, # 13, 15 de agosto de 1832: “Si dice el Apóstol que hay un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo (Ef. 4, 5), entiendan, por lo tanto, los que piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del Salvador, están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo (Luc. 11, 23) y que los que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin mancha (Credo Atanasiano)”

        Es obvio para cualquiera que sólo puede haber una verdad y esa es o “que los que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin mancha” -según el sentir de la única Iglesia- o su propia religuión sacada de su errado pensamiento que dice, tomando sus propias palabras “Y su mensaje divino lo puede comprender cualquiera que se acerque a ÉL con sinceridad y con necesidad de sentido, en cualquiera de las versiones que pueda haber”. Mire Señor, mientra usted elige cualquiera de la versiones por su propia convvición, yo renuncio a la mía y me acojo a lo que ha sido revelado y la Iglesia ha declarado infaliblemente. Es decir, mientras que usted se oye a sí mismo y a las sirenas modernas, yo quiero escuchar sólo a Cristo, vida nuestra según ha querido él revelar por su Santa Iglesia y no según la falsa imagen que del Señor yo quiera hacerme.

        ._ Señor usted predica la paz de la New Age, y yo sólo pretendo, sin merecimiento por mi parte la paz de Cristo, que es distinta de la de Francisco según parece y la de usted.

        .-Señor, usted habla con palabras melosas, sentimentalismo, y bendiciones para todos sin distinción, pero yo prefiero responderle con San pablo:

        “Os exhorto, hermanos, que observéis a los que están causando las disensiones y los escándalos, contrarios a la enseñanza que habéis aprendido, y que os apartéis de ellos; porque los tales no sirven a nuestro Señor Cristo, sino al propio vientre, y con palabras melosas y bendiciones embaucan los corazones de los sencillos”. Rom. XVI, 17-18

        Señor, usted habla impropiamente y quiere tener comunión con los herejes y el mismo sentimiento y palabrería, pero yo me alego a San jerónimo para decirle por su boca:

        “Hablar impropiamente es el origen de las herejías. Por eso, con los herejes no debemos tener ni siquiera en común el lenguaje, para no favorecer sus errores”

        Finalmente le digo, por el amor a la santísima Virgen María vencedora de todas las herejías, colmada por Dios de privilegios y a los que sus amigos protestantes detestan, conviérse a la única y verdadera Religion y huya de los falsos pastores y de sus conciliábulos, como el vaticano II, si es que aprecia en algo la salvación de su alma.

      • Me asombra su capacidad para conocer a la perfección la estructura de mi pensamiento. ¿New Age, Kant, etc…? Yo, sin embargo, soy incapaz de saber cuáles son sus convicciones íntimas y lo que le mueve a hablar así, como si todos estuviéramos equivocados y usted estuviera en lo cierto. Disculpe pero no había leído su último párrafo. Le pediría que me explicara brevemente qué significa Jesucristro para usted y cuál es su mensaje que vino a traernos del Padre; pero no me hable con sus fórmulas muy bien aprendidas sino desde su intimidad, desde su entraña por favor, y disculpe mi atrevimiento.

        *****
        RESPUESTA DEL EDITOR DEL BLOG
        La estructura de su pensamiento la muestra usted mismo, no es que yo le conozca a usted de nada ni sepa nada de lo más íntimo de su alma. Simplemente usted revela a través de sus palabras que todo el valor del conocimiento lo cifra en los fenómenosy/o la experiencia, lo cual es basicamente Kant. Hasta la misma pregunta que me hace esta cargada de una gnoseología kantiana anticristiana. Por eso no pregunta sobre la Fe infusa en mí, que no podría ser otra que la revelada por Dios, sino que pregunta usted y exige : “pero no me hable con sus fórmulas muy bien aprendidas sino desde su intimidad, desde su entraña por favor”. Señor, eso es el abandono absoluto del realismo moderado y la muestra de una mente absolutamente contaminada de modernismo. Pero no voy a expandirme sobre filosofía. Es imposible una comunicación con alguien cuya lógica, ontología, grámatica y como consecuncia ética, está tan alejada de la católica, si antes no hay una convención sobre los términos. Lo único que se me ocurre es aconsejarle que estudie la serie que en el blog se está publicando sobre las 24 tesis de Santo Tomás; y que lo haga con la máxima seriedad. Vuelva a la escolástica del Santo Doctor y abandone el pensamiento modernista que con cada frase suya expele

      • Mire Sr:
        Usted me acusa de juzgar a los demás. Relea su mensaje más abajo y verá que usted está juzgándome continuamente de soberbia. No se preocupe, es propio de los modernistas esas contradicciones.

        Déjeme pensar en voz alta: Si usted está de acuerdo con las tropelías de Bergoglio, como reconoce, usted o no es católico o es un ignorante sobre cuestiones de fe. Creo que lo segundo.

        Para usted, el mismo Cristo no tenía caridad, porque usted no cree en el Cristo de la revelaciónm, sino el elaborado por su mente; sí, esa es la conclusión lógica de sus palabras. Porque Cristo no se andaba con babosos sentimentalismos como incoa usted para los católicos. Usted tendría que seccionar parte de los Evangelios para evitar estas palabras de Nuestro Señor, demasiado incorrectas para sus oídos luteranos-bergoglianos:

        Mat 23:29 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y adornáis los monumentos a los justos,

        Mat 23:30 y decís: Si hubiéramos vivido nosotros en tiempos de nuestros padres, no hubiéramos sido cómplices suyos en la sangre de los profetas.

        Mat 23:31 Ya con esto os dais por hijos de los que dieron muerte a los profetas.

        Mat 23:32 Colmad, pues, la medida de vuestros padres.

        Mat 23:33 Serpientes, raza de víboras, ¿cómo escaparéis al juicio de la gehenna?

        Mat 23:34 Por esto os envío yo profetas, sabios y escribas, y a unos los mataréis y los crucificaréis, a otros los azotaréis en vuestras sinagogas y los perseguiréis de ciudad en ciudad,

        Ayer, en el Evangelio del Domingo de Pasión (Misa Católica no en la protestantizada o novus ordo ) Cristo, vida nuestra, llama a los judíos hijos de Satanás. Sí a esos mismos judíos con los que Bergoglio come y se rie. He aquí, para que entienda de que va la Verdadera Religión, un fragmento, según usted poco caritativo:

        Juan 831 “Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 33 Ellos le contestaron: Somos descendientes de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres? 34 Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; 35 y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre. 36 Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. 37 Sé que sois descendientes de Abraham; y sin embargo, procuráis matarme porque mi palabra no tiene cabida en vosotros. 38 Yo hablo lo que he visto con mi Padre; vosotros, entonces, hacéis también lo que oísteis de vuestro padre. 39 Ellos le contestaron, y le dijeron: Abraham es nuestro padre. Jesús les dijo: Si sois hijos de Abraham, haced las obras de Abraham. 40 Pero ahora procuráis matarme, a mí que os he dicho la verdad que oí de Dios. Esto no lo hizo Abraham. 41 Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Ellos le dijeron: Nosotros no nacimos de fornicación; tenemos un Padre, es decir, Dios. 42 Jesús les dijo: Si Dios fuera vuestro Padre, me amaríais, porque yo salí de Dios y vine de El , pues no he venido por mi propia iniciativa, sino que El me envió. 43 ¿Por qué no entendéis lo que digo? Porque no podéis oír mi palabra. 44 Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. El fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira. 45 Pero porque yo digo la verdad, no me creéis. 46 ¿Quién de vosotros me prueba que tengo pecado? Y si digo verdad, ¿por qué vosotros no me creéis? 47 El que es de Dios escucha las palabras de Dios; por eso vosotros no escucháis, porque no sois de Dios.

        Jesús, anterior a Abraham

        48 Contestaron los judíos, y le dijeron: ¿No decimos con razón que tú eres samaritano y que tienes un demonio? 49 Jesús respondió: Yo no tengo ningún demonio, sino que honro a mi Padre, y vosotros me deshonráis a mí. 50 Pero yo no busco mi gloria; hay Uno que la busca, y juzga. 51 En verdad, en verdad os digo que si alguno guarda mi palabra, no verá jamás la muerte. 52 Los judíos le dijeron: Ahora sí sabemos que tienes un demonio. Abraham murió, y también los profetas, y tú dices: “Si alguno guarda mi palabra no probará jamás la muerte. 53 ¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham que murió? Los profetas también murieron; ¿quién crees que eres? 54 Jesús respondió: Si yo mismo me glorifico, mi gloria no es nada; es mi Padre el que me glorifica, de quien vosotros decís: “El es nuestro Dios. 55 Y vosotros no le habéis conocido, pero yo le conozco; y si digo que no le conozco seré un mentiroso como vosotros; pero sí le conozco y guardo su palabra. 56 Vuestro padre Abraham se regocijó esperando ver mi día; y lo vio y se alegró. 57 Por esto los judíos le dijeron: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? 58 Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy. 59 Entonces tomaron piedras para tirárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

        En fin, no me sorprende que no esté usted orgullo de su título de filosofía. No tiene ni idea.

        Como en su comentario todos sus conceptos son acotólicos cuanto menos, no me molesto en responderle a más cuestiones, ya que sería interminable; si usted quisiera saber la Verdad se le notaría, pero usted ya ha decidido no conocer la luz y asociarse a las tinieblas, razón por la cual será mucho mejor que dedique mi escaso tiempo a enseñar a otros que amen la Verdad o a aprender de aquellos que me quieran enseñar.

        Le daré una triste noticia. Usted NO ES CATÓLICO. Le han engañado miserablemente los modernistas.

        Por si a usted le queda un pequeño amor a la verdad, le mando un trabajo de un presbítero encargado por Pío XII y el Padre Pío para investigar la infiltración de los enemigos de la Iglesia entre las filas más altas. Aquí vera cual es realmente la fe, la doctrina y la teologías católicas comparadas con las liberales del Concilio Vaticano II. Lo puede buscar en el google y leerlo en pantalla o descargarlo:

        VATICANO II GIRO 180º (+) Luigi Villa

        Si no lo encuentra y desea conocer la VERDAD, CRISTO VIDA NUESTRA, se lo mando por email

        Este era el comentario que usted dejo y que lo publico íntegro. Pero no le prometo publicar más del mismo estilo. Quien avis ano es traidor:

        *********************************************************************************************

        Dése cuenta, se lo suplico: usted no es quién para ocupar el lugar de Dios y decidir quién se salva y quién no. Sólo por esto tendría que revisar su apego tremendo a una doctrina tradicionalista que le invita a creerse en derecho de ocupar ese lugar. Todo conocimiento ha de aportarnos humildad, no la soberbia que emana de sus palabras. No juzgue a los demás y menos con esa dureza. Lo dice nuestro Señor Jesucristo.
        Pero vamos a ver, me confunde usted, es decir que, pone como ejemplo la segunda carta de Juan para decir que el mensaje evangélico es el de que caminemos todos en el amor. Perfecto, estoy plenamente en consonancia con ese Papa. Verá, los católicos creemos que Jesucristo es el Hijo de Dios y es Dios y, además sabemos que de nada sirve saber eso si no intentamos poner en práctica su voluntad.
        Mire, la caridad no condena a nadie, y usted lo hace continuamente al acoplarse a mensajes del estilo que indica. Es contradictorio el mensaje del Amor con el de su condenación a los demás usurpando el lugar de Dios. Por favor, recapacite, usted debería pedir porque la humildad entrara en su ser. Pídaselo al Espíritu Santo.
        La fe es fe si convierte el corazón del hombre y le inclina al bien. La fe es fe cuando uno tiene limpio el corazón y ve a Dios. No es doctrina, sino que partiendo de la confianza revelada y otorgada por el Espíritu de Dios se vuelca a cumplir su Voluntad, que es la del amor; si cree que hablar del corazón es algo meloso, me demuestra que, o no ha leído la Sagrada Escritura o no la ha entendido. Sí, hablo del corazón de los hombres, aquel lugar recóndito que conoce nuestro Padre en cada uno de nosotros. Su fe es una fe a medias porque, como ya le intenté hacer ver, se queda estancada en teoría; preocúpese en seguir avanzando, se encuentra a gusto en su celo fariseo capaz de condenar a cualquiera que no esté sintonizado con su credo. Yo me nutro de los padres apostólicos y de la tradición, sin duda, pero no hasta el extremo de ocupar el lugar del propio Dios. Abra los ojos, no me cansaré de pedírselo. Usted no administra la eternidad de los demás, ni tampoco su doctrina, esfuércese en practicar la Ley del Amor que Cristo nos dejó.
        Sigo leyéndole con asombro: ¿pero cree usted que yo no creo en la Revelación? Por eso mismo lo que hago es intentar hacer la voluntad del Padre, sabiéndome débil y amando al enemigo, no condenándole.
        Sigo, ¿pero es que no se ha oído a sí mismo?, es todo menos sencillo, cita a San Pablo que habló de la Caridad y usted echa en cara que bendigamos sin distinción, ¿ pero qué doctrina es la suya?, la verdad cada vez me confunde más. Escándalo es una palabra muy seria y no debería asignársela a los demás con ligereza. Está más preocupado de manchar su pureza con el trato de los herejes que de amar al prójimo. No sé qué es lo que ha podido apartarle del camino señalado por nuestro Maestro, pero confío en que, tarde o temprano, lo encontrará de nuevo, con la ayuda de Dios.
        Sí, creo en la Virgen María y en su ejemplo de obediencia para todos pero ve, no hablo de que los protestantes la detestan, no quiero hablar así; si hay quienes no creen en la Virginidad de la Madre de Dios no por eso voy a condenarles ni a reprocharles nada, no voy a dejar de hablarles; puedo pensar que pueden ser buenas personas y que cumplen mejor que yo el amor al prójimo( sí amor al prójimo, ¿ también cree que es sentimentalismo?).

        Ya por último y leyendo su última respuesta le confieso que hace muchos años obtuve la licenciatura de Filosofía en la UCM, de lo cuál no me siento ahora excesivamente orgulloso, pero lo que sí le digo es que no le voy a explicar qué es Kant porque ni yo mismo lo sé. En fin, que se lo tiene todo muy bien aprendido y aprovecha cualquier comentario para soltar lo de la modernidad, ir en contra de la Ilustración, etc…. Pero fíjese, lo que sí le vendría bien de Kant es intentar leer la Biblia como si fuera la primera vez, sin todo el bagaje de conocimiento que ha ido adquiriendo y que le impide utilizar correctamente una de las cosas que Dios nos ha concedido: la Razón. Sé que no se puede, pero al menos haga el esfuerzo.
        Cumplir los mandamientos, ayudados por los sacramentos y confiar en la Providencia Divina. Para nosotros no hay más, medite si su excesivo celo le lleva por ese camino que es nuestro destino. Humildad y Caridad.

    • Tiene razón, le he juzgado y no debería haberlo hecho. Le pido disculpas. Gracias por dejarme participar y expresarme libremente.
      Un saludo

      • Lección para los negadores de la Doctrina.
        Explicación en una nota al pie de página de la Biblia Straubinger de la famosa frase de Jesucristo
        Yo soy el camino la verdad y la vida.

        Ego sum Via Veritas et Vita.
        Via=camino=en mis ejemplos
        Veritas=Verdad en MI DOCTRINA
        Vita=la vida de la gracia

        ¿como puede cumplir usted los mandamientos si no entiende LA DOCTRINA de JESUCRISTO?
        ¡es una contradicción ….!!

    • Es que los conciliares son protestantes o peores ¿no se ha dado cuenta?
      Pero no se preocupe hay también bastantes buenas ediciones con excelente traducción y comentarios católicos. Le dejo 5 versiones en castellano ordenadas según mis preferencias personales.
      La Biblia Comentada de Mons. Straubinger; muy buena para el estudio y lectura espiritual. Traducida de los setenta pero respetando la Vulgata. (Mi preferida)
      La Biblia de Torres Amat. Muy buena. Hay muchas revisiones La mejor de ella es la realizada por el Padre Robello.
      Bibiblia Nacar Colunga. Buena las antiguas. Idioma español formal . Ojo con las nuevas ediciones de bolsillo tienen comentarios modernistas
      La Bliblia de Bover Cantera especial para el estudio.
      Biblia Felipe Scio o la revisión que se llama la Biblia Americana de San jerónimo con respeto total de la Vulgata.
      Como nota hay que decir que la Biblia de Jerusalén anterior a 1998 es buena. Las posteriores versiones están todas infectadas de modernismo y no se pueden leer sus comentarios sin peligro para la fe</strong>.¡Ojo con estas versiones! Para que se haga una idea: según los comentaristas de esta Biblia “los evangelios de la infancia son cuentos populares, la segunda carta de San pedro es seudónima, el apocalipsis no fue escrito por San Juan y los Evangelios son fruto de la fe creadora de la comunidad y ..así”….suma y sigue”

      • Me parece a mi o las nuevas ediciones de Straubinger se filtraron comentarios modernistas, he visto alguno de la cosecha de Rahner por ejemplo.

    • horacio no leiste bien como todo protestante,la biblia Buena de jerusalen es la de 1967-74 y la menos Buena es la de 75-98 y la reina Valera del 60 es la peor reina Valera,y la major biblia catolica o la biblia de las biblias en espanol es la de felipe scio de san Miguel 1793 esta biblia los unicos erroes q tiene es que scio puso una o dos o tres palabras equivocas o que todovia no habia en espanol como por ejemplo puso osculo en lugar de verano pero se ve que no le agrego ni le quito palabra alguna a la palabra de DIOS, y es la q se apega mas a la vulgate de san jeronimo que es la biblia mas pura que hay de las copias y copias y copias de los verdaderos originales, por q todas las demas biblias catolicas y protestantes vienen del texto masoterico q termino corrompido en los siglos 9 or 10 por los judios de la misma linea del siglo 9 al siglo primero, que no aceptaron a NUESTRO SENOR JESUCRISTO pero cualquier biblia Buena que sea catolica ,por ejemplo la de straunbinger, la bover-cantera, la nacar colunga la de jerusalen 1967 y la de evaristo martin nieto y por ahi dos or tres mas cualquiera de ellas le gana a las protestantes, y la biblia de las biblias en ingles es la douay rheims bible 1609-10 es la mas pura que hay en ingles,al igual q la de scio.

    • Puellasurge ¿me parece a mi o las nuevas ediciones de Straubinger también se filtraron comentarios modernistas? he visto alguno de la cosecha de Rahner por ejemplo.

      • Sí, en efecto. Debe manejar para su piedad y estudio una antigua edición. Se puede adquirir usada. La edición de la Fraternidad no la he encontrado ningún comentario modernista.

    • No sólo es importante una buena traducción sino que los comentarios sean católicos.

      Pero no se preocupe hay también bastantes buenas ediciones con excelente traducción y comentarios católicos. Le dejo 5 versiones en castellano ordenadas según mis preferencias personales, entre las que no se encuentran ni la Navarra (Opus Dei), cuyos comentarios son tibios-siempre en la línea del poder- ni la de la Conferencia Episcopal (el Parlamento contra la jurisdicción del Papa y del Obispo).

      1.La Biblia Comentada de Mons. Straubinger; muy buena para el estudio y lectura espiritual. Traducida de los setenta pero respetando la Vulgata. (Mi preferida)

      2.-La Biblia de Torres Amat. Muy buena. Hay muchas revisiones La mejor de ella es la realizada por el Padre Robello.

      3.Bibiblia Nacar Colunga. Buena las antiguas. Idioma español formal . Ojo con las nuevas ediciones de de bolsillo tienen comentarios modernistas.

      4.-La Bliblia de Bover Cantera especial para el estudio.

      5.-Biblia Felipe Scio o la revisión que se llama la Biblia Americana de San jerónimo con respeto total de la Vulgata.

      Como nota hay que decir que la Biblia de Jerusalén anterior a 1998 es bastante buena. La nueva versión de 1998 y siguientes deberían estar en el Índice, si le hubiera, y totalmente prohibidas. Las posteriores versiones están todas infectadas de modernismo y no se pueden leer sus comentarios sin peligro para la fe.
      Sofronio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s