¿Puede caer en cisma un Papa?

─ “Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones,
bautizándolos en el nombre del Padre,
y del Hijo, y del Espíritu Santo “.
─ “Pedro, he rogado por ti,
que tu fe no falte;
y tú, confirma a tus hermanos en la fe “.
Arnaldo Xavier da Silveira: original aquí
Traducido por Sofronio

¿Dónde está el Papa está la Iglesia?

Lo escrito entre corchetes [ ] son ediciones para ayudar a la mejor traducción del texto original y no constan en él y en último lugar, para mejor esclarecimiento del lector.

1) De acuerdo con Santo Tomás de Aquino, “la herejía y el cisma se distinguen por aquello a lo que esencial y directamente se oponen. La herejía se opone esencialmente a la fe; mientras que el cisma, a la unidad de la caridad eclesiástica “. Y Santo Tomás cita a san Jerónimo: “Creo que hay entre el cisma y la herejía esta diferencia: la herejía profesa dogmas perversos, mientras que el cisma separa de la Iglesia.” Y, concluyendo, “no hay cisma que no venga acompañado de alguna herejía, para parecer que el cismático, se separa, por alguna razón, de la Iglesia” ([1]). Se trata de un principio común en la doctrina católica que, donde esta el Papa está la Iglesia. Así, parecería a primera vista imposible que un Papa cayese en  cisma, porque no podría romper consigo mismo; ni con la Iglesia,porque se ésta él es la cabeza visible, Vicario de Nuestro Señor.
2) Sin embargo, los grandes y prestigiosos teólogos de la Edad de Plata de la Escolástica (siglos XV a XVII) admitieron la hipótesis de un Papa cismático, explicando que en principio es posible, o al menos la teología no lo señala imposible la ruptura del Papa con Iglesia. El Papa que hiciese esa ruptura dejaría de estar en la Iglesia, ya no estaría en la Iglesia ni la Iglesia en él.
3) Los ejemplos dados por la doctrina hablan por sí mismos, en un primer momento, incluso mejor que los argumentos dogmáticos. Sería cismático Papa que pretendiese subvertir toda la liturgia de origen apostólico. Sería cismático Papa que, en el oficio de su cargo, cuidase sobre todo de sus intereses materiales o los de  su familia, abandonando o descuidando negligentemente  las cuestiones de la Iglesia . Y ó que excomulgara a toda la Iglesia. Así discurren sobre esta materia algunos de los más grandes teólogos de la época:
3.a – El Cardenal Torquemada (1388-1468), tío del inquisidor del mismo nombre, y uno de los primeras y principales figuras de la edad de plata de la escolástica, escribió que un Papa puede convertirse en cismático “ordenando lo que es contrario  al derecho natural o divino “.
3.b – El mismo Cardenal Torquemada escribe que el Papa sería cismático “si no observara lo que fue, por los Concilios Universales o por la autoridad de la Sede Apostólica, ordenado universalmente, especialmente sobre el culto divino.”
3.c – Así se expresa el cardenal Caietano (1469-1534), gran figura de la orden de los dominicos: “El Papa podría romper la comunión  renunciando a  comportarse como jefe espiritual de la Iglesia, decidiendo, por ejemplo, actuar como mero príncipe temporal “.
3.d – todavía cardenal Caietano: “La Iglesia está en el Papa cuando éste se comporta como Papa, es decir, como cabeza de la Iglesia; pero si él no quiere actuar como cabeza de la Iglesia, ni la Iglesia estaría en él, ni tampoco que él en la Iglesia “.
3.e – Francisco Suárez (1548-1617), uno de los más grandes teólogos de la Compañía de Jesús, nos enseña: “el Papa podría ser cismático en el caso no querer tener, con todo el cuerpo de la Iglesia, la unión y la comunión de vida, de igual manera si tratara de excomulgar a toda la Iglesia, o si quisiese subvertir todas las ceremonias eclesiásticas fundamentadas en la tradición apostólica “.
4) Fueron principalmente los vigorosos movimientos  de fervor y la ortodoxia ya desde antes del Concilio de Trento (1545-1563)los cuales continuaron como reacción contra el protestantismo, y contra los escándalos provocados por los papas de la época, lo que dio ocasión al estudio por los grandes autores de este periodo sobre la posibilidad de un Papa cismático. Los doctores y los comentaristas posteriores han estudiado el asunto siempre sério de manera cuidadosa, pero poco o nada tienen que aportar (a lo dicho).
Profundizando sobre la noción del Papa cismático
5) Los principios básicos de la posibilidad teológica de un Papa cismático fueron expuestos brevemente en nuestro estudio sobre la “hipótesis teológica de un Papa hereje” ([2]). Conviene, no obstante, en la actualidad, profundizar en tales principios. Para ello, nos permitimos formular, en la sede teórica, una pregunta a los  teólogos especialista en la materia : ¿no es cierto que un Papa sería  cismático si renunciase [a ejercer], al menos, una de las prerrogativas esenciales de su cargo? Como no pretendemos aquí para presentar una monografía académica al respecto, planteamos la cuestión en términos generales, con la esperanza de que especialistas de buena cepa aporten nuevos fundamentos histórico teológicos, válidos para el enriquecimiento de esta delicado doctrina.
6) Veamos los términos exactos en los que se presenta el problema. Las funciones de la Papa como Vicario de Cristo por un lado, y las facultades, derechos, privilegios, que no pertenecen a la esencia del cargo. Que el Pontífice sea señor temporal en ciertos territorios, por ejemplo, es conveniente, pero no esencial para su función de  Vicario  de Nuestro Señor. Que todos los obispos sean nombrados personalmente por el Papa es norma saludable, pero no es una prerrogativa esencial al Sumo Pontífice. Otras obligaciones, sin embargo, son esenciales al papado, como guardar el depósito revelado, enseñar la sana doctrina, buscar la conversión de todas las personas, fortalecer a sus hermanos en la fe.
7) Por lo tanto, establezcamos correctamente la cuestión [y preguntemos con exactitud]:  ¿No sería cismático un Papa que, efectivamente, renunciara a cualquiera de estas funciones esenciales de su oficio?¿ O si, por ejemplo, dejase de batallar por la conversión de los no católicos? ¿O si abriese la mano renunciando , en principio, a enseñar [en la verdad]? O si se negara a  aceptar la conversión de los no católicos a la Santa Iglesia?
Un caso de nuestros días
8) Un ejemplo actual contribuye a la intelección adecuada de este asunto . En septiembre y octubre de 2013 se publicaron dos entrevistas del Papa Francisco, respectivamente en Civiltà Cattolica y diario romano La Repubblica, en la que el Pontífice expresó sus dudas y utilizó fórmulas ambiguas que conmocionaron el mundo católico. No fueron abordados [en la entrevistas] sólo puntos de libres discusión y secundarios de la doctrina católica, sino también algunas cuestiones relativas a  teorías y hechos absolutamente fundamentales para la fe y la moral.
9) Estos son algunos de estos textos ambiguos ([3]):
a. “En este buscar y encontrar a Dios en todas las cosas es siempre una zona de incertidumbre. Tiene que ser así. Si una persona dice que encontró a Dios con total certeza y no aflora un margen de incertidumbre, entonces las cosas no van bien. Para mí, esta es una clave importante “.
b. “Cada uno de nosotros tiene su visión del bien y también del mal; animamos a cada uno para actuar de acuerdo con lo que él piensa que es bueno “.
c. “Dios es más grande que el pecado.”
d. “Durante el vuelo de regreso de Río de Janeiro, le dije que si una persona homosexual tiene buena voluntad y está buscando a Dios, yo no soy nadie para juzgarlo.”
e. “No podemos insistir únicamente en cuestiones relacionadas con el aborto, el matrimonio homosexual y el uso de métodos anticonceptivos. Eso no es posible “.
f. “Un apostolado misionero no tiene obsesión con la transmisión inconexa de una multitud de doctrinas que deben imponerse con insistencia.”
g. “El proselitismo es un disparate solemne, no tiene sentido.”
10) Ahora, estas formas de hablar lanzan un velo de duda y ambigüedad sobre  los principios y  los hechos esenciales en todo a la fe y la moral. Varios de ellos ^[ de las respuestas de Francisco] implican, incluso, que la posición verdadera sería aquella que más contradice a la sana doctrina. En respuesta a las solicitudes para que aclarase las dudas y eliminase las ambigüedades [de sus respuestas en la entrevista] , el Papa lleva guardando silencio durante más de un año. Preguntan  los teólogos tradicionales: ¿Ese silencio no implica la renuncia a la obligación de enseñar, y por lo tanto se cisma? ¿No es cierto que la enseñanza debe ser clara, objetiva y definida, pues, de lo contrario, no sería verdadera enseñanza?
11) Insístase en algo aún más grave y es que la incertidumbre papal sobre las ambigüedades de tal tamaño se siguen manteniendo, a pesar de las numerosas, repetidas y respetuosas solicitudes de todo el orbe, para que tales dudas sean eliminadas.  En sus breves declaraciones diarias, el Papa hace, aquí y allá, declaraciones que parecen referirse y resolver uno u otro de estos temas, pero luego, en seguida, presenta las declaraciones en sentidos diversos , que restauran, renuevan y agravan las dudas anteriores. Objetivamente, es como si se tratara de una forma sistemática de actuación.
12) Lo que se ha dicho sobre las dos entrevistas de prensa de 2013 también se aplica a otras cuestiones planteadas con frecuencia en otras declaraciones papales, como su proclamación de que hay marxistas de buena voluntad; como su resbaladiza condena del régimen capitalista sin ningún matiz y sin una proscripción del socialismo; como su afirmación de que las mujeres no pueden ser tan irresponsables hasta el punto de tener hijos como conejas; y como su comportamiento, por lo menos negligente por omisión, si no es favorable, respecto a la teoría heterodoxa del cardenal Kasper con ocasión del Sínodo sobre la familia, que sacudió los cimientos de la indisolubilidad del matrimonio y la [negación de} calificación a la homosexualidad como pecado muy grave que clama al cielo y grita venganza ante Dios.

Algunas aclaraciones básicas

13) No se pretende en estas líneas presentar un tratado sobre la hipótesis teológica de un Papa cismático, no hay lugar aquí para observaciones sistemáticas más cuidadosas, pero algunas explicaciones básicas son necesarias:
a) Los grandes estudiosos rara vez dicen en términos positivos y seguros que el Papa pueda ser hereje, pero el conjunto de sus escritos muestran que en la Revelación no consta la imposibilidad de que un Papa pueda caer en herejía . Esto también se aplica a la hipótesis de un Papa cismático, de modo que se hace verdaderamente imposible afirmar que, de acuerdo con los grandes teólogos que han estudiado esta materia, un Papa no puede caer en cisma.
b) Los grandes autores consideran generalmente sólo la posibilidad de la herejía de un Papa “como persona privada.” La tesis contraria, la posibilidad de la herejía en el ejercicio oficial de su cargo, sin embargo, es tocada aquí y allá en la tradición, y con énfasis, sobre la base de argumentos sólidos e incluso sin evitar ]los argumentos] de la razón teológica. Del mismo modo, el Papa finalmente cismático no lo será únicamente  “como persona privada”, con mayor razón en esta materia en particular, pues su ruptura con la Iglesia difícilmente podría darse sólo en la esfera meramente privada.
c) Estas presentes consideraciones sobre la doctrina del  Papa cismático podrían dar a algún lector desprevenido la impresión de que, siendo así, varios papas en la historia de la Iglesia, habrían perdido su cargo por caer en cisma. Tal idea sería un error en sus suposiciones, porque, como el Papa hereje, el cismático no perdería el carga ipso facto y de inmediato. De hecho, San Roberto Belarmino, como muchos  otros autores de peso, demuestra que la pérdida del pontificado por hereje sólo se produce cuando la defección de la Papa en la fe se convierte en “manifiesta” ([4]). Ahora bien, lo mismo puede decirse del Papa cismático, y por razones similares. En el estado actual de los debates teológicos sobre este tema en particular, creemos que sería aberrante, en el flujo general del pensamiento ortodoxo, y podría  incluso considerarse irresponsable, pretender que la pérdida real del papado, tanto en el caso de la herejía como en el cisma, fuese  ipso facto y inmediatamente. Hoy en día, sólo algunas posiciones sedevacantistas [no todas] actuales defiende esta pérdida inmediata del pontificado ([5]).

La enseñanza ambigua no es verdadera enseñanza

14) Repitamos ahora la pregunta a los doctores: ¿La violación de una obligación esencial para el papado, como sería la renuncia sistemática a ejercer un magisterio claro e inequívoco sobre las dudas y ambigüedades del tamaño indicado, no revelaría que un Papa, pertinaz en esta materia,  estaría renunciando a su obligación de enseñar, y que merece, entonces, la censura  teológica de cismático? [¿No merecen la misma censura de papas cismáticos los que subvirtieron toda la liturgia, todos los rito sacramenatles,  como asevera el gran teólogo jesuita Suárez, o quienes  no han observado lo que fue, por los Concilios Universales o por la autoridad de la Sede Apostólica, ordenado universalmente, especialmente sobre el culto divino, o los que han querido hacer irenismo ecuménico negándose a predicar la fe católica y a convertir a judíos, musulmanes, budistas y protestantes..?]
15) Qué Nuestra Señora sostenga su Iglesia.
([1]) Sum.Th., II-II, q. 39, a. 1, 3 d.
([2]) En “Consideraciones” Ordo “de Pablo VI,” edición mimeografiada, S. Paulo / Brasil, 1970 ─ “La Nouvelle Messe Pablo VI: Qu’en Penser” Difusión de la Pensée Française, Chiré-en-Montreuil, Francia, 1975.
([3]) Artículos “Record Lapso Teológica, padre Federico Lombardi” y “Entrevista retiro papal del sitio del Vaticano” en este sitio web, analizar con cierto detalle estos y otros textos papales.
([4]) Véase “La Nouvelle Messe …”, parte II, cap. VII.
([5]) Véase “La Nouvelle Messe …”, parte II, cap. VII; véase también nuestro artículo “condena Sorprendente por el Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe” en este sitio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s