El “Papa” musulman o el diálogo profético de Ockham

( Visto en Miles Christi) Ante la persecución contra los Cristianos en Medio Oriente y Norte de África y la creciente ola de inmigrantes musulmanes (que no son más que la cortina de humo para que el Estado Islámico invada Europa), y el favorecimiento que Francisco Bergoglio mostrara a los musulmanes durante su “pontificado”, superando incluso a su antecesor Juan Pablo II, conviene traer a la memoria que la posibilidad de que un reclamante al Papado definiese como verdad el error y la herejía fue tratada en la Edad Media por muchos teólogos, entre los cuales Guillermo de Ockham es digno de mención.
Guillermo de Ockham, el “Doctor Invencible” (Vidriera de la iglesia de Todos los Santos, Surrey-Inglaterra)
  
Guillermo de Ockham fue un teólogo franciscano que es famoso entre los filósofos por postular que la hipótesis más simple explica satisfactoriamente una situación determinada de la realidad. Ockham estaba implicado en el conflicto entre los Dominicos y los Franciscanos, y entre éstos el Papa, donde acusó al Papa Juan XXII de hereje por rechazar la Pobreza Apostólica que predicara San Francisco de Asís, siendo Ockham excomulgado en 1328 por abandonar Aviñón sin permiso (y aunque se censuraron en otro tiempo ciertas afirmaciones, su excomunión NO FUE PORQUE EN SUS ESCRITOS HUBIERA HEREJÍA; aunque fue rehabilitado póstumanente en 1359). Él escribió un tratado llamado Diálogus inter magístrum et discípulum de imperatórum et pontíficum potestáte (Diálogo entre un maestro y su discípulo sobre la potestad del Emperador y del Pontífice), versado sobre la herejía y la posibilidad de que un Papa podía caer en herejía (de donde se infiere que el auxilio de la Infalibilidad no es sino por el oficio papal y en favor de la defensa de la Fe), situación ante la cual queda ipso facto y latæ senténtiæ depuesto de su autoridad y sus súbditos tienen la obligación de resistirle y combatir contra él (recuérdese que desde el siglo XI, los teólogos debatían la posibilidad de un Papa hereje).
Guillermo de Ockham, Diálogus inter magístrum et discípulum de imperatórum et pontíficum potestáte. Parte I, Libro Sexto, Capítulo XIX “De la apelación contra un Papa incurso en herejía” (Fragmento)
  
Maestro:
Asumamos que alguno acuse a otra persona ante el Papa de ser un hereje porque el acusado supuestamente sostiene y afirma que la Fe Cristiana es falsa, que debe ser abrazada la ley de los sarracenos, y que Cristo ha sido un falso profeta y está condenado. Después de la acusación y de afrontar el proceso judicial, el Papa emite una sentencia definitiva señalando que la persona acusada no es hereje porque todas las tesis señaladas y sostenidas por él son verdaderas.
   
Discípulo:
Aunque este es un caso que nunca ha acontecido y que quizá nunca sucederá, encuentro difícil asegurar que raye en lo imposible. Porque parece que uno no puede demostrar claramente por la Sagrada Escritura o por la Doctrina de la Iglesia que ningún Papa en el futuro llegue a ser el Anticristo. Ciertamente es probable que muchos Cristianos a través de sus antepasados convertidos a la Fe tienen raíces establecidas con la tribu de Dan, de la cual algunos creen que nacerá el Anticristo. E incluso en nuestro tiempo es casi posible que alguien de esa tribu que acepte la Fe Cristiana llegue a tener un hijo, que luego llegará a ser Papa, y posteriormente se manifieste claramente de que él es el Anticristo. Y por eso no puede saberse si algún Cristiano o un futuro Papa, cuyo linaje se remonte a la tribu de Dan, será el Anticristo. Sin embargo, está definido que el Anticristo enseñará sin ambigüedades que la ley de los Cristianos es falsa y que Cristo fue un falso profeta. Y el caso descrito no parece imposible porque no se sabe si algún futuro Papa se someterá a la secta de los sarracenos. De hecho, puede llegar a suceder que incluso un Papa que primero fue Católico pueda comenzar a considerar que la secta de los sarracenos es mejor que la ley de los Cristianos. Este Papa pudiera inicialmente desarrollar secretamente una fuerte amistad con los sarracenos, y habiendo convocado su poderío militar a su favor, pudiera atreverse a aseverar abiertamente que la ley Cristiana fue falsa e injusta, y forzar a los Cristianos a aceptar la ley de los sarracenos. Dado que es cierto y definido el hecho de que muchos Cristianos (incluso clérigos y religiosos) se han convertido a la secta de los sarracenos, no parece inverosímil que un Papa pueda llegar a cometer semejante locura. Porque si un Papa no está confirmado en la Fe (como tampoco lo están otros), el mismo punto puede ser debatido en este caso ante la posibilidad de que él, al igual que otros, puede convertirse a los sarracenos. Habiendo sido por tanto presentado este caso como ejemplo, proceded a argumentar a favor de la afirmación antes presentada.
Anuncios

Un comentario en “El “Papa” musulman o el diálogo profético de Ockham

  1. Si hubo error en Ockham, de eso derivó el error de lutero. ¿adonde doctor invencible, eso es cosa de modernistas sin dudas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s