Kikos; por el P. Zoffoli

Traducción automática de Google
Aquí se puede leer en inglés

El Camino Neocatecumenal

– Un terrible peligro para la fe –

PADRE ENRICO Zoffoli

“Te encarezco, ( … ): predicar la palabra, perseverar en temporada y fuera de temporada, redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

“Porque llegará el día en que ya no sufrirán sonido doctrina, sino que, según sus propias concupiscencias, los hombres deberán rodearse con los maestros, teniendo comezón de oír. Y se negarán a escuchar a la verdad, y se volverán a las fábulas.

“Pero tú sé sobrio con atención, saber cómo soporta las aflicciones, haz tus obras como evangelista, llevar a cabo tu ministerio “ [2 Tim 4, 1-5]

I. quiénes son

Los neocatecumenales son aquellos que tienen la intención de traer de vuelta a la sociedad contemporánea, el cristianismo, buscando y señalando un camino de la fe dirigida a redescubrir el sentido y el valor del Bautismo.

Aunque no es la formación de una institución religiosa ni tener reglas, los neocatecumenales comprenden “comunidades” especialmente activos que forman parte de las parroquias de muchas diócesis del mundo católico.

Innegable es la sinceridad y el fervor de muchos de ellos, algunos de los cuales han sido convertidos del pecado a una vida cristiana ejemplar.

Sabio es el ideal de una manera que, a la luz de una mayor comprensión del rito bautismal, estimula a la vida el dogma central del cristianismo en la participación en la muerte y resurrección de Cristo.

Debe sí – en cuanto a su organización – a Kiko Argüello, que ha recuperado un motivo de fe y un método de vida derivada de la tradición milenaria de la espiritualidad paulina, muy conocido aunque en otras formas y en otras nomenclaturas, a todos los santos y instituciones religiosas del pasado.

Esto explica el apoyo que el Camino Neocatecumenal Movimiento disfruta con la Jerarquía, en contraste con los desconfianza, sospechas y acusaciones abiertas de herejía hecha por algunos de los que están familiarizados con los presupuestos doctrinales del Camino.

Tal oposición no se refiere a los de los fieles que, en el mejor de la buena fe, han apoyado la iniciativa y que se le atribuye su propio arrepentimiento. No faltan muchos, sin embargo, que, en el camino, han sido severamente impactado por la experiencia penosa de algunas formas de pensar y de actuar observada en el Movimiento, que son incompatibles con las convicciones adeudados a la educación cristiana heredada por la familia y recibida en la iglesia parroquial.

Experiencias de este tipo – confiados a nosotros – nos han llevado a realizar un estudio minucioso de las “catequesis” atribuidos a Kiko, cuidadosamente grabadas, transcritas y aprobó – en virtud de la reserva más celoso – como un texto formativo de los catequistas, que son los únicos profesores y responsables del Camino.

Los resultados de su examen crítico han confirmado la veracidad de las acusaciones mencionadas, que caen principalmente en Kiko, los catequistas y todos los que comparten y propagar los errores contenidos en el material mecanografiado copiosa de las catequesis.

La abrumadora mayoría de los neocatecumenales no parecen ser conscientes de estos errores y sacar del camino sólo el bien purgada de la escoria de las aberraciones dogmáticas evidentes y graves.

Esto, sin embargo, no exime de la obligación de informar al público en general a fin de prevenir una mayor propagación de la herejía y de una mentalidad que induce insensiblemente gente sencilla e ignorante que aceptarlo.

II. Errores doctrinales

Hemos sido capaces de identificar estos en los textos escritos a máquina antes mencionados reservados para los catequistas y mantenido en secreto, no sólo del público sino también de los fieles comprometidos con el Camino .

Se refieren a ideas que no pueden ser compartidos por muchos neocatecumenales y parecen, sobre todo, para ser ignorado, especialmente por aquellos que, carentes de la teología, no están en condiciones de juzgar su ortodoxia con la competencia necesaria.

La acusación de herejía está dirigido a las posiciones doctrinales, no las personas, los que todavía consideramos dignos de respeto y que pueden ser inspirados por las mejores intenciones.

****

1. SIN: el hombre no puede evitar que se comprometía, en la misma forma que él no puede ni hacer el bien ni adquirir méritos para sí mismo;

– la conversión es posible sólo como un reconocimiento, por todo el mundo, de su propia miseria moral, no como un deseo decidido a corregir uno de los defectos que la santidad tiende a realizar;
– el pecado no puede ofender a Dios, y el hombre no incurrir en la obligación de expiar por satisfacer los requisitos de su justicia.

2. REDENCIÓN: Jesús no ha llevado esto a cabo liberando al hombre de sus faltas y reconciliarlo con Dios;

 la pasión y muerte de Cristo no ha sido un verdadero sacrificio ofrecido al Padre con el fin de remediar el pecado y redimir al hombre;
– Jesús salvó al mundo en virtud de su resurrección: con el fin de disfrutar de los frutos de su trabajo es lo suficientemente confesar ser pecadores y hemos creído en el poder de Cristo resucitado.

3. LA IGLESIA no fue fundada por Cristo como su único Aprisco: también es posible para salvar a sí mismo siguiendo las otras religiones;

 la Iglesia no es una jurídica y jerárquica de la sociedad, sino una espiritual, carismático uno;
– en lo que no se encuentra un sacerdocio derivado del sacramento del Orden – ya que es suficiente para tener el bautismo que, la incorporación de todos los creyentes en Cristo, partícipes de su dignidad sacerdotal hace.

. 4 LA MISA no es un “sacrificio”: la Iglesia, en el altar, no ofrece a Dios toda la Víctima;

– En lugar del altar, no es nada más que la tabla, que en la Eucaristía permite que un partido festivo que se celebrará entre los hermanos unidos por la misma fe en la Resurrección;
– el pan y el vino consagrados son sólo el símbolo de la presencia de Cristo resucitado que une a los compañeros de los clientes mediante la comunicación de su propio espíritu, lo que los hace partícipes de su triunfo sobre la muerte;
– la Misa, así concebido, no es celebrada por el sacerdote, sino por la Asamblea, de la que “brota de la Eucaristía . “

5. ADORACIÓN EUCARÍSTICA no tiene ningún significado, se niega la verdadera, real substancial presencia de Cristo bajo las especies sacramentales. Los actos de fe, tales como las genuflexiones ante el Tabernáculo, Comuniones frecuentes, horas de adoración, bendiciones, procesiones, congresos, etc, no son, por tanto, justificada.

6. CONFESIÓN se reduce al sacramento del bautismo: su distinción no se remonta a la Iglesia primitiva:

– La Iglesia “gesta y conduce a la conversión.” “La cosa importante no es la absolución “ del sacerdote, ya que el valor de la confesión es esencialmente su comunidad y la naturaleza eclesial;
– en los “pasajes” y en el, “escrutinios” El reconocimiento de las transgresiones de uno, incluidos los graves , que es público, como todavía puede ser el caso durante el “redditio.”

7 . LA VIDA CRISTIANA, como un esfuerzo voluntario de la auto-disciplina, y por lo tanto un ejercicio y el progreso en la virtud, es una ilusión;

– Todo el mundo sigue siendo intrínsecamente pecador, incapaz de obtener la verdadera justicia como la perfección del amor de Dios y de los propios semejantes;
– por otra parte, Jesús no se ha presentado a nadie como un “modelo” a imitar;
– Él ha ordenado que debemos odiar realmente a nuestros padres, hermanos, parientes, etc, y no sólo, si es necesario, para estar preparado para lo prefieren a ellos;
– con el fin de seguir a Cristo, necesitamos vender nuestros propios productos, pero, una vez que esta renuncia que se ha logrado, es admisible tomar los demás y disfrutar de todos los placeres de la vida. “La pobreza” según la acepción de San Francisco, está inspirado en la “religión natural”, y también fue practicado por los paganos: es no es una virtud cristiana;
– Jesús, después de haber sufrido por nosotros, ha hecho que nuestros sufrimientos superfluos, por lo tanto el austeridades de los ascetas, el lento martirio de los santos y de la propia vida religiosa, que implican la práctica efectiva de los consejos evangélicos, no son justificables;
– la salvación eterna se ofrece gratuitamente a todos por la misericordia de Dios, que perdona todo. El infierno no debería existir, ni debe uno hablar de purgatorio, de las oraciones y de las indulgencias por los difuntos.

8 . LA HISTORIA de la verdadera Iglesia fundada por Cristo llega a su fin con la Pax Constantinia y no se reanuda su curso hasta el 20 thsiglo, con el Concilio Vaticano II, después de haber permanecido congelado durante unos 1.600 años … ;

– En este largo intervalo, el ejercicio de la triple poder de la Iglesia jerárquica (la enseñanza, la santificación, la orientación) habría sido inapropiado, ilegítimo … , Y, en particular, el Concilio de Trento sería responsable de la parálisis de la Iglesia, determinado para fijar fórmulas de fe, los ritos litúrgicos, disciplinario, normas … ;
– la interpretación de la Palabra de Dios no se limita a la Jerarquía, es posible para todos los creyentes: “la Biblia se explica por sí mismo.”Esta libertad de examen en la exégesis excluye la enseñanza eclesiástica, la tradición de los ancianos y la doctrina de las teologías.

III. COMENTARIOS

* La Santa Sede nunca ha aprobado canónicamente el Movimiento Neocatecumenal, a pesar de que Juan Pablo II se ha dignado a escribir Mons. JP Cordes una carta privada de alabanza y aliento, con base en la documentación de algunos de los resultados positivos de la forma presentada por el destinatario. “La intención del Santo Padre – se lee en una nota publicada en el Acta Apostolicae Sedis – al reconocer elCamino Neocatecumenal como un itinerario válido de formación católica, no es dar instrucciones vinculantes a los Ordinarios del lugar, sino simplemente para animarlos a considerar cuidadosamente las comunidades neocatecumenales, dejando al juicio de estos Ordinarios, sin embargo, actuar de acuerdo a los requerimientos pastorales de cada diócesis. “

Tenemos todas las razones para creer que el Papa no ha sido informado de los errores contenidos en la “catequesis” de Kiko …;o bien, mediante la intervención que tiene miedo de dañar espiritualmente la buena fe de muchos creyentes.

* Los puntos de coincidencia entre la doctrina de Kiko y la teología protestante son numerosas y de peso, en la antítesis de la doctrina del Concilio de Trento y la antigua tradición católica unánime.

* La doctrina que subyace en la forma, las singularidades de la práctica litúrgica, la ley del secreto y la dura disciplina impuesta a los fieles han motivado la acusación de que los neocatecumenales consideran que su propia Iglesia es paralelo e incluso superior a la Iglesia Católica, lo que provoca bajo estado de ánimo, la discordia y los conflictos abiertos, que son bien conocidos en especial a los obispos y sacerdotes de la parroquia.

* El proselitismo marcado y el comportamiento intimidatorio utilizado por los catequistas, a fin de que los fieles no debe abandonar el camino han llevado a la errónea suposición de que esto abre la única vía posible para la salvación.

* Las ceremonias espectaculares, el entusiasmo recaudado a través de la prensa, radio y televisión, y la actitud favorable de los miembros del clero, etc están produciendo la falsa creencia de que en la Iglesia católica no existen otras instituciones altamente loables, iniciativas, formas y los métodos de vida y de apostolado en la defensa de la Fe y en la propagación del mensaje evangélico.

* El sacerdocio de los “presbíteros” haber sido nivelado con el de los ‘fieles simplemente bautizados, “ los catequistas – en la práctica – se atribuye a sí mismos una autoridad igual y superior a la de los miembros de la Jerarquía, rompiendo así la estructura de la Iglesia Católica.

* La práctica de la confesión pública de los pecados graves, además de ser contraria al instinto natural o f decencia ya la derecha para salvar su propia reputación, provoca malos sentimientos y argumentos, romper familias y lanzando las comunidades parroquiales en la confusión.

* La autoridad que los catequistas se arrogan por escrito comentarios sobre la Biblia y guiar las conciencias, creando así un verdadero clima de terror, destruye la personalidad ya frágil de algunos creyentes y provoca reacciones que a veces los llevan a repudiar su fe.

* La obligación de vender los propios productos y para pagar el “diezmo” provoca la acumulación de enormes cantidades de dinero, cuya administración se confía sin control a los catequistas, de una manera que no ocurre en cualquier forma de asociación con prudencia organizado.

* Para mantener que el hombre no puede hacer el bien y que no es posible para él para evitar malos medios para negar la libertad humanay el poder redentor de la gracia, hacer una verdadera “conversión” imposible y justificar todas las licencias moral.

* Si, en la conversión de los pecadores, la gracia no se regenera el alma, con el fin de transformarla radicalmente por lo que es un participante de la naturaleza y la vida de Dios, es que no entiende en qué sentido María Santísima es proclamada por la Iglesia Universal como “llena de gracia”. ¿Qué adoración podría valer la pena si ella, por encima de todo, no había sido elevado a un más alto nivel de la amistad (= afinidad) con Dios, con el fin de ser capaz de convertirse en la “MADRE” de él, engendrar a Cristo? …

Por la misma razón, es que no se explican cómo los santos también pueden ser venerados e invocados, si no han sido profundamente impregnado de la gracia, y en el momento en que se celebra, precisamente por esta unión transformante con Dios.

* Para refutar el sacrificio eucarístico significa negar a la Iglesia el deber del acto supremo de adoración y por lo tanto para suprimir como una sociedad eminentemente religiosa.

* Para rechazar la transubstanciación es eliminar de los fieles “el pan vivo bajado del cielo;” para negarles la comodidad y la alegría del amigo absolutamente ideal, la más necesaria “viático” para la eternidad, para ocultar a la Iglesia la única Sun que calienta, creando el clima esencial para su vida.

* La Misa, degradado a un simple “fiesta”, expone el Santísimo a las profanaciones inevitables resultantes de la indiferencia a los “fragmentos “ del “pan consagrado” y de sus restos . (Una vez más, muy poco, en la basílica de San Juan de Letrán, la catedral del Papa, en la tarde del 21 de octubre 1992, durante el rito de la ordenación de un número de diáconos, los neocatecumenales demostraron que no prestan atención a los fragmentos del “pan consagrado” izquierda esparcidos sobre la mesa, por lo que uno lógicamente suponer que ellos no creen en la “presencia real” de Cristo deriva de la “transubstanciación.” Una persona, inspirado por la fe, se atrevieron a recogerlos con el fin de evitar su profanación, pero fue severamente reprendido y ridiculizado por los líderes del Movimiento de … En la mañana del día siguiente, la misma persona, después de haber regresado a la basílica, fue capaz de recoger del suelo una parte de la totalidad de el “pan consagrado”, que los participantes en la Eucaristía están en el hábito de consumir para la Comunión. Uno de los cuidadores, al barrer la acera sin duda habría recogido y tirado en medio de la otra basura.)

Desafortunadamente, “Comunión en la mano” – el permitir de que se ha arrancado a la Santa Sede, por ser contrario a la voluntad de Pablo VI, que había previsto y deploró las inevitables consecuencias, que son negativos desde cualquier punto de vista – también deben asumir la responsabilidad de la práctica litúrgica abusivo de los neocatecumenales.

* Si, además de la Iglesia, otras religiones abiertas a las almas maneras ordinarias y objetivamente válidos por los que pueda ser salvado, las misiones católicas no serían del todo necesario ni iban a merecer la heroica estrecha colaboración de los fieles.

* La actividad de los neocatecumenales itinerantes, en la medida en que pueda parecer loable, no es ni siquiera comparable a las obras de las misiones católicas que durante siglos, habiendo renunciado a todo, se han dedicado a la evangelización del mundo, mientras que los discípulos de Kiko betake sí mismos en el extranjero, no sólo es bien proporcionada por sus comunidades de origen, pero también sostenido por el amor y el consuelo moral de sus respectivas familias, contra el ejemplo de los apóstoles, que abandonó a sus familiares, posesiones, comodidades, etc, siguiendo al Maestro en cuanto a martirio.

* La construcción de seminarios, donde se preparan los candidatos al sacerdocio, culto de acuerdo con los errores doctrinales de Kiko, podría ser una de las peores amenazas para la Iglesia del mañana.

CONCLUSIÓN

Son los “herejes” neocatecumenales? Sólo ellos son herejes que tienen algún conocimiento de ser herejes y que persisten en el sostenimiento de los errores enumerados anteriormente. Pero como identificarlos individualmente escapa a nuestra escrutinio, lo único que podemos hacer es rechazar la herejía en sí mismo que resulta de las “catequesis” de Kiko. De hecho, esto constituye uno de los peligros más temibles de la fe, dado el poder organizativo y económico del Movimiento.

La Iglesia tiene la tarea ardua y difícil de distinguir el “trigo” de la “paja” – no sólo elogiando el fervor de algunos, pero también por la liberación de la esencia de la “manera” de todo el paquete engorroso de política y teológica, prejuicios históricos y litúrgicos implícitos en el “Camino”, como se propone por Kiko y sus colaboradores.

Una operación “quirúrgica” es necesario y urgente para que la Iglesia de preservar su credibilidad y evitar la multiplicación de la apostasía de todos aquellos que – también traumatizado por la conducta de ciertas personas de alto rango en el Movimiento – espera con impaciencia para una intervención autoritaria de la Santa Sede.

Esto es particularmente necesario para la defensa de la dignidad del Papa, a quien los neocatecumenales – en buena o mala fe – atribuyen sus propias ideas, empeorando así la posición de la Iglesia en los ojos del mundo.

Para más información, se recomienda consultar: E. Zoffoli, Herejías de los neocatecumenales , IV edición privada, 1991, y La enseñanza del Papa y los Catecismos de Kiko: una comparación , edición Segno, 1992.

El autor está dispuesto a participar en cualquier intercambio de ideas y para poner a disposición de las fuentes de su trabajo que él ha decidido perseguir hasta los triunfos de la verdad.

Con este fin, es pronto para hacer frente de nuevo con lo que ha escrito, al proponer a los representantes de la ” Vía “que contrarresten las acusaciones de herejía con una profesión clara y explícita de la fe según la doctrina de la Iglesia, y por tanto, todo va a terminar en la alegría y la paz de Cristo.

Traducido del italiano. El autor tarde enseñó en la Universidad Lateranense, y fue miembro de la Academia Pontificia de Santo Tomás. Él era el autor de numerosas obras de teología, la filosofía y la vida de los santos. Su magistral 1400 página exposición de la teología católica Christianesimo: Corso di Teologia Catholica se publicó en 1994 con gran éxito crítico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s